Atractiva igualdad en el Gabino Sosa

En la primera final de la Copa Santa Fe, Central Córdoba y Sportivo Las Parejas igualaron 2 a 2. Se define el miércoles 13 en terreno del Lobo.

En el Gabino Sosa, Central Córdoba y Sportivo Las Parejas «hicieron valer la entrada». Brindaron un juego plagado de situaciones de peligro ante un buen marco de público que terminó igualado en dos pero la cantidad de goles pudo haber sido mayor aún. La serie quedó abierta para que, dentro de diez días, se defina todo en Las Parejas.

Desde el inicio, el frenetismo predominó en el juego. El mediocampo era un lugar de paso más que de transición y ambos equipos llegaban fácilmente a las áreas. Yassogna lo tuvo en primer lugar para Central Córdoba, pero su definición se fue ancha. Luego, Sportivo respondió con tres chances, donde exigió a Giroldi en dos oportunidades mientras que Julián Acosta efectuó su disparo por encima del travesaño.

Cuando parecía que Sportivo estaba más cerca de abrir el marcador, un fatal error de Pollachi en defensa perdiendo el balón ante Ferrari le permitió al mediocampista irse cara a cara con Rébora y definir correctamente. Luego del 1-0, el Charrúa creció en el juego, comenzó a monopolizar el balón y bajó el ritmo. Estaba todo dado para que se vaya en ventaja al descanso, pero en la última jugada, Villalba puso el empate tras una gran jugada de Bocchetti.

El gol fue un shock anímico para el Lobo, que salió a aprovecharse de un Central Córdoba que había acusado el golpe. Encontraba espacios en ataque para lastimar, pero no fue contundente. Es que Ortigoza definió ancho en dos oportunidades y Giroldi le contuvo un disparo a Villalba. Al igual que sucedió en la etapa inicial, en su peor momento, el Charrúa salió a flote con una jugada aislada: Pizzichini impactó el balón con su codo y González sancionó la pena máxima. Lazo la hizo efectiva.

Faltaban quince para el final y Sportivo ya no tenía la misma lucidez para atacar. Aún así, le bastó para llegar a la igualdad. A diez del cierre, Vera llegó hasta el fondo para conectar de gran manera un cambio de frente y dejar a Giroldi intacto. El propio arquero Charrúa, minutos después, evitó que el Lobo se lleve todo a Las Parejas.